Poesías cortas, relatos y Madrid

Blog literario de poesía y relatos cortos

Este blog es el hogar de todas esas poesías de amor y desamor, relatos cortos y versos que le escribo a Madrid y al mundo.

Un blog literario escrito por el corazón y para el corazón, y con el único objetivo de compartir(nos) las letras y los versos hasta que un día te leas en el papel.

Intento publicar de 2 a 3 poemas o relatos por mes en el blog. En Instagram, estoy todos los días.

ÚLTIMOS POEMAS Y RELATOS

¿Qué es felicidad?

Si tocar un libro oler sus páginas y hacer anotaciones sobre él en un cuaderno no es felicidad ¿qué es felicidad? Si armarte al hombro una mochila cuadrar tus sueños en tu cabeza y emprender el viaje que el corazón te pide no es felicidad ¿qué es felicidad? Si poder...

leer más

Dejamos

Y una vez dejamos de repente y sin preavisos de ducharnos en tu cama de viajarnos mi cocina y de pasearnos las mentes de la mano. Ese día aquel que me hizo todos los daños ya no quería follarnos en los probadores en los ascensores ni en los baños de los bares. Ya no...

leer más

Un día en Madrid

Aún huelo a ti mientras te escribo una Madrid que conociste entre mis brazos y la cama de un hotel que a veces convertimos en máquina del tiempo. 24 horas de intensidad bienvenidas despedidas y el mayor de los amores nómadas. Tú eras azafata y yo uno de los mejores...

leer más

Partida

Ven a la cama y cántame flojito. Cántame como solo tú sabes arrancándome las dudas y perdonándome esos (d)años que pasaron. No me dejes follándome al pasado no ahora que al final te tengo tan adentro. No nos tires por la borda tú no eres así tú peleas hasta el final...

leer más

Estoy aquí, contigo

Lo único que sé es que llegará un día en el que te sientas más hecho mierda que feliz, en el que creas que todos te han abandonado y que estás solo, aunque algunos queden cerca de ti y te los tapes con las trampas de un engaño. Un día, ese día, recuerda que, aunque tú...

leer más

Despegando

Nos sonreímos desde el principio. Yo era uno de esos pasajeros despistados que se sientan por error en asientos equivocados. Y tú eras la azafata con la sonrisa más bonita que había visto en mucho tiempo. — ¿29B? —dije. — Por este pasillo, por favor. — Mira que soy un...

leer más

CONTACTO

¿Quieres contactarme o compartir conmigo alguna cosa?

11 + 3 =